viernes, septiembre 23, 2005


Siempre he pensado que soy de las consentidas de diosito, porque me ha regalado muchas cosas, aunque me ha dado mis coscorrones (bien merecidos) también me ha salvado de muchas situaciones que de haber seguido, hubiera salido muy lastimada...
Por eso trato de agradecerle por los padres que me dio, la hermana con quien a veces me peleo por la ropa y un perrito increíble que yo digo que es mi abuelo reencarnado!
Sí, porque el me avisa si las personas que me rodean tienen buenas o malas intenciones, confío mucho en su instinto y a la fecha no se ha equivocado, tarde o temprano, el mal siempre sale a flote y mi perro lo predice...!
Además, en todos estos años he tenido muchas experiencias que me han hecho confirmar mi fe cada día más, pero hay una historia en especial que jamás olvidaré...
Ocurrió hace ya 7 años, mi primer trabajo al terminar la carrera fue de cajera en un banco, nunca me gustó, pero lo acepté mientras conseguía otro más ad hoc a mi carrera...
Llevé una semana de curso y la siguiente fue ya en sucursal en donde estuve unos días atrás de una cajera, viendo como funcionaba todo...
Hasta que se llegó el primer día sola en mi caja, con mi sello, mi efectivo y todos los papelitos que se necesitan...
La noche anterior estaba muy nerviosa, pero recé, como al lado de mi casa está la casa parroquial y la iglesia, estaba segura de que diosito estaba cerca de mi y me escucharía...
Esa mañana al salir, volví a hablar con el. Al llegar a la sucursal, como la iglesia estaba frente al banco, le volvía hablar "Diosito, yo sé que estas aquí enfrente, y me vas a cuidar, no vas a permitir que me equivoque, cuídame!"
Ese día era quincena, el banco estaba abarrotado y al abrir la puerta, que entra la manada de gente... yo volví a orar "Dios, se que ya no estas al lado de mi casa, ni enfrente del banco, ya estas aquí conmigo, atrás de mi, y me vas a hacer ver si cometo algún error, yo sé que estas aquí!"
De repente, escuché una voz que me decía: "Esmeralda, no te preocupes, todo está bien, quédate tranquila que todo saldrá bien"
Y en ese momento sentí una paz que jamás había sentido ni he vuelto a sentir en mi vida. Aclaro que siempre he tratado de encontrarle una explicación lógica a las cosas, pero esta vez estoy segura de que escuché la voz y sentí la paz, una paz inmensa...
Al pasar a uno de los clientes, se acerca un hombre alto, no me acuerdo de su cara, ni siquiera hablo, sólo me entregó un cheque, muy pobre, de 100 pesos...
Lo pasé por el sistema y al hacerlo se despliega la pantalla de firmas, esta normalmente aparece cuando el cheque excede los 5 mil pesos, pero esta vez extrañamente apareció, como que querían que checara bien esa extraña firma, y así lo hice...
Para mi sorpresa, después de haber sentido esa paz y haber escuchado esa voz, vi que la firma del cheque era 777 así nomás, 3 veces el número 7
No les parece extraordinario???!!!! yo sé que el 7 es el número de Dios, y triplicado me dijeron que pudiera ser que allá arriba me protegen demasiado...
Cambié el cheque, le entregué el dinero y el hombre misterioso se fue, pero me dejó todo ese día sentí una paz increíble, de otro mundo...
Desde entonces he tratado de sentir otra vez lo mismo pero no lo he logrado, como quiera le agradezco a Dios que se haya hecho presente para tranquilizarme... esa es mi historia...
Yo creo que fue tanta mi fe y mi necesidad que se hizo presente, por eso no hay que dudar, Dios todo lo puede, hace milagros y con la fe de un granito de mostaza, mueve montañas, es increíble su poder y su amor.
Además cumplimos años el mismo día!

5 comentarios:

Mau's Brain dijo...

Wow, que bonita experiencia.

Yo he sentido esa paz ya más de una vez.

Gracias por compartir.

Me da mucha alegría que regrese tu blog.

La verdad ayer estaba pensando que el mundo tenía un poco menos de divertido y alegre sin "mi vida en la red" jajajaja.

Esmeralda dijo...

Ya has sentido esa paz varias veces...? y cómo le hiciste? dame la fórmula que yo la quiero vivir de nuevo, pleaseeeeeee!

Mau's Brain dijo...

Yo en lo personal siento esa paz cada vez que comulgo.

Fórmula mágica... pues también cuando deseo algo realmente mucho me pongo a rezar el rosario completito una vez al día hasta que se me cumpla el milagrito, una vez que se me cumple se siente super raro por que te consta que el milagro se hizo, woow. Así conseguí trabajo cuando estaba desempleado en sólo 6 días, entre otras cosas que se me han cumplido.

dave dijo...

que chingón que regresaste, ya s e te extrañaba.

Esta padre este post, y las fotos de san pancho tambien!!!

saludoss

ARACELI G.P. dijo...

Muy bonita experiencia y sobre todo que la compartas y des testimonio de que Cristo existe y que está con nosotros y nos ama, tienes razón fue tu fe y tu oración, dos armas tan poderosas que tenemos y nunca utilizamos, dicen que la oración es la fuerza del hombre y la debilidad de Dios.
Dios es amor, paz y armonía.